Tuesday, 9 July 2019

La maldad líquida. Que el miedo no te paralice


En una época de disrupción constante, el miedo se ha instalado como herramienta de venta en soluciones de negocio. Huye de este miedo paralizador y desde la esencia del optimismo construye tu modelo de negocio con la voluntad de ser un referente. Focalízate en tu cuenta de resultados y elimina el "fear is good for business"​ de tu cerebro. Ante el miedo, liderazgo. 

Vivimos en un mundo sin alternativas.


Así de contundente escribe Leonidas Donskis en el libro “La maldad líquida” que escribió junto a Zygmunt Bauman. Y prosigue, “es un mundo que propone una realidad única y que tilda de lunáticos, o como poco, de excéntricos, a quienes creen que para todo existe una alternativa, incluso para los mejores modelos de gobierno y para las ideas más profundas, y no digamos para los proyectos de negocio. El mundo nunca ha estado tan infestado de creencias fatalistas y deterministas como hoy en día”.

Lo enlazo con otra frase que ha hecho fortuna, “Fear is good for business”. Estamos ante una era donde el miedo vence y convence. En una época en la que los grandes retos de la sociedad y las empresas están en adaptarse a un cambio cuántico sin precedentes en la historia, se ha instalado un aurea de pánico en el liderazgo empresarial.

Que el miedo venda a nivel social no es nuevo, el reto a lo desconocido siempre implica un cambio cultural en cualquier organización, y en esa fase de ajuste a la nueva realidad se producen disonancias que en la mayoría de las situaciones son perfectamente salvables.
El miedo se ha convertido en una herramienta de venta en la gran consultoría aprovechando esta brecha entre lo desconocido y lo que vendrá en un futuro.

¿Quién no ha asistido a conferencias, ponencias, mesas redondas y charlas varias donde se han presentado elementos como “el apocalipsis del retail”, “si no te transformas digitalmente, tu empresa morirá en dos años”, “o aplicas esta tecnología o estarás fuera del mercado en 6 meses”?
Aun con el propósito de intentar huir de este clima de “pre-venta fatídica”, el sistema funciona y las organizaciones compran. Muchas veces no saben bien para qué propósito, pero compran, seguramente no implementarán nada a nivel estratégico en la empresa, pero la venta ya está hecha.

Ante el miedo, el liderazgo. No hay mejor receta. Un liderazgo que sepa definir las necesidades reales de adaptación en el negocio con un único valor o paradigma, “Focus, Focus and Focus”. Focalizar el esfuerzo en aquello que tu cuenta de resultados te dice, el resto es ciencia ficción. Focalizar en aquello que optimiza la experiencia de compra, focalizar en aquello que mejora la relación con tus clientes, focalizar en aquello que mejora el entorno de trabajo de tus empleados, focalizar en aquello que te hace ser más competitivo, más veloz, más ágil y más pro-activo. En definitiva, focalizarte en aquello que hace mejor tu producto o servicio, hace mejor a tus clientes y hace mejor a tus empleados.

No hagas caso a recetas fatalistas, si estás convencido de tu modelo de negocio, optimízalo desde la innovación, adáptalo al mercado y aplica todo aquello que te mejore tu focalización en la cuenta de resultados. Pero siempre en positivo. Huye de los gurús del “pinta y colorea” de la innovación, huye de aquellos que sobre el papel todo es precioso pero insustancial en tu modelo de negocio, huye de las soluciones mágicas (los unicornios no existen) y huye de cualquier solución tecnológica que no aporte valor real a tu negocio.

Construye, crea, optimiza, focalízate, innova, mejora, pero sin miedo, no lo hagas por el temor a perder sino por la voluntad de ser un referente.




Jordi Crespo

No comments:

Post a comment